lunes, 3 de noviembre de 2008

CALAVERAS GANADORAS

CALAVERAS ESCRITAS GANADRAS


PRIMEROS LUGARES


El profe Héctor murió
porque era regañón,
la muerte se lo llevó
directo hasta el panteón.

A la escuela ya llegó
la calaca enojada
se llevó hasta la tumba
a Chayo por despistada.

El profe Chuy escondido
de los niños de tercero
tropezó con la calaca
y se lo llevó primero.

La calaca ya sabía
que a Leo llevaría
al panteón mas tenebroso
por bueno y victorioso.

La maestra Estelita
se murió desconsolada,
pues la muerte la dejó
sin su pensión añorada.

De prisa la muerte va
a revisar a Fernando,
que las tumbas limpie bien
y que no esté jugando.

Mayra P. Torres López, 3º A



Ya vienen las calaveras
muy contentas y sonrientes,
quieren llevarse a tumba
a todos los intendentes.

Ya no limpiarán la escuela
se les terminó su suerte,
la limpia parca no perdona
ya se los llevó la muerte.

Los maestros están tristes
muy dolidos y llorones,
ya no existen las personas
que limpiaban los salones.

Los niños están contentos
porque podían llegar tarde,
ya no hay quien cierre la puerta
el director está que arde.

Ténganle miedo a la muerte
pues ya se acerca se fecha,
no vaya a ser que la parca
ya tenga su tumba hecha.

Fernanda, 3º B



Ya viene la calavera
buscando a ver quien se lleva,
recorrió toda la escuela
para ver a quien amuela.

La calaca no se cansa
buscando al profe de danza,
corra, corra, profe Rafa,
porque ahí viene la calaca
para picarle la panza.

Sale la calaverita
buscando por la escuelita,
y encontró llena de gozo
a mi maestra y a su esposo.

Ya vieron al profe Mata
disfrazado de diablito,
y al mirarlo la calaca
se hechó a correr y dio un grito.

Ahí viene la calaca
buscando a los mas inquietos,
y llegando a cuarto A
les dijo: ¡quédense quietos¡

A que calaca tan fea
solo espero y no me vea,
ella es huesuda y pelona
y yo muy guapa y muy mona.

Mirna V. Macías Urbina, 4º A



Mercedes estaba en el salón
cuando la calaca se presentó,
¡Buuuh¡, dijo de bacilón
y a todos asustó.

Saltó la maestra al frente
y a los niños protegió,
vete de aquí ente
porque si no te la parto yo.

Sale la calaca corriendo
pues nunca sospechó,
que Meche solo sonriendo
a ella la despachó.

Miriam D. Aceves Pallares, 4º B



Ahí viene la calaca
a llevarse al profe Mata,
pero no creía la flaca
que le diera tanta lata.

Quiere llevarlo al panteón
a que enseñe futbol,
pues sabe que es campeón
porque metió un gol.

Como el profe es aguzado
le propuso un partidito,
y como estaba asustado
lo perdió por un puntito.

La flaca ya lleva al profe
los alumnos lloraremos,
y también con mucha fe
todos por el rezaremos.

Jaime Vázquez, 5º A



Iba el director por un callejón,
vio a la muerte
y corrió como un ratón.
A la siguiente calle
encontró a la muerte
que molesta preguntó.
Oye director,
¿qué no sabes quien soy yo?
Si se quien eres
lo que pasa es que no se
porque me quieres.
Yo no te quiero llevar al panteón,
quiero que seas mi amigo
y me ayudes a pescar un camarón.

Naomi E. Rodríguez Hdez., 5º B



Pepe estaba sonriente
jugando al futbol,
cuando llegó la muerte
y le quitó su balón.

Pepe empezó a llorar
la calaca se enojó,
lo empezó a regañar
y el balón le arrojo.

Estaba Daniel en el panteón
de repente apareció la muerte,
para llevarlo a un fiestón
donde se comió un filete.

Julio A. Rodríguez Magallanes, 6º A



La huesuda al panteón salió
a buscar a Isaac se dirigió,
lo quería mandar al panteón
para que durmiera como un león.

La calaca a Isaac se encontró
este muy asustado corrió,
pero la huesuda lo alcanzó
y en un costal lo metió.

Un buen amigo perdimos
ahora por el camposanto vagará,
un buen amigo que tuve
nunca mas lo volveré a hallar.

Erick L. Lucero, 6º B




SEGUNDOS LUGARES

El profe Leo renunció
por no cumplir su deber,
la pelona le anunció
te llevo al anochecer.

El huesudo profesor
llorando por su mamita,
y la huesuda bailando
lo metió en una tumbita.

Muy feliz el profesor
junto a la muerte coqueta,
quedó hechizado de amor
acostado en la banqueta.

Leonardo D. Meza Rodríguez, 3º A



Estaba el profe Rafa
enseñando un nuevo baile,
de pronto vió a la muerte
practicando ya su baile.

Él dice con espanto:
la clase es para los niños,
y ella dice con encanto
pues te llevo al camposanto.

Los niños descontentos
con la huesuda se enojaron,
y a la puerta de la escuela
a patadas la sacaron.

Ellos quieren a Rafita,
se sienten afortunados,
y la huesuda maldita
pues les hizo los mandados.

De la muerte malavada
mi maestro se salvó,
ella se fue enojada
ya que no se lo llevó.

Evelyn L. Bernal Glez., 3º B



Impartiendo su clase de historia
la maestra Luly se encontraba,
Dios la tenga en su santa gloria
pues la muerte la alcanzaba.

Trágico fue su destino
e inesperada su llegada,
pues con un certero tino
la muerte le dio una estocada.

La maestra Sol lloraba,
lloraba su desventura,
pues la maestra Luly
pronto tendría una criatura.

El panteón municipal
fue su última morada,
pues no llegó al hospital
se la llevó la tostada.

Karla N. Maldonado Jurado, 4º A



La maestra Mercedes
corría y corría,
porque ella sentía
que alguien la perseguía.

Una noche
que ella iba en su coche,
también sintió
que alguien la siguió.

Y luego descubrió
que era la muerte,
con tan mala suerte
que a ella se la llevó.

David E. Meléndez Pizaña, 4º B



Los alumnos de quinto A
estaban muy asustados,
porque la huesuda fea
los tenía secuestrados.

El maestro Erdevín
llegó para ayudarlos,
pero tenebroso al fin
no logró rescatarlos.

Jaime y Luis lloraban
porque querían salir,
pero la fea calaca
no los dejaba ir.

Diego y Uriel llegaron
a todos los salvaron,
porque a la muerte flaca
ellos solos atraparon.

Hoy todos festejamos
que nosotros si pasamos,
pues a la calavera
los maestros reprobaron.

Diego, 5º A



Estaba el profe Lumen
escuchando el radio a todo volumen,
escuchaba un corrido
estaba un poco aburrido.
Cuando de pronto al voltear
vio a la parca en un altar.
¿Qué haces tu aquí?,
le dijo el profe a la parca,
vengo a llevarte conmigo
que me haces mucha falta.
¡Yo contigo no me voy¡,
mejor a los niños de quinto B te doy,
ya pa´ que quiero tantos niños,
si son puros reprobados,
mejor me voy al panteón
a bailar con mis ahijados.

Vanesa Arzaga Lechuga, 5º B



Estaba Fernando un día
recogiendo la basura,
cuando llegó la huesuda
y se lo llevó caminando.

Y le dijo Fernando:
espérame un momentito
a que termine con el bañito,
si no lo dejo limpio
no me pagan completito.

Pero la huesuda se lo llevó,
ni terminar lo dejó,
el pobre Fernando lloró
y hasta la escoba dejó.

Luis Carlos 6º A



Estaba la maestra Chayito
tomándose un cafecito,
cuando ve que junto a Tavito
estaba un muertito.

No se asuste maestra
este no es cualquier muertito,
es el hijo de la parca
que viene por un panesito.

Jessica Nevárez, 6º B



TERCEROS LUGARES

Anda la muerte paseando
por la Martínez Estrada,
para llevarse a los profes
a una fiesta improvisada.

Dicen que de entre todos
uno tiene buen contoneo,
por eso la muerte dijo:
yo bailo con el profe Leo.

La maestra Estelita
no dejaba de observar,
entonces la muerte dijo:
maestra vamos a cantar.

Estaba el profe rafa
bailando muy despacito,
gritando la muerte dijo:
profe, ¡muévete rapidito¡

Cuando dieron las doce
sonó un despertador,
entonces la muerte dijo:
ahora que baile el director.

La maestra Isaura
estaba muy preocupada,
porque no le salía
el paso de la lambada.

El profe Mata
quería bailar danzón,
entonces la muerte dijo:
vamos solitos al panteón.

Se fue la muerte contenta
de nuevo al panteón,
anhelando muy pronto
hubiera otro reventón.

Leslie N. Aguirre Llanas, 3º A



Pasó la muerte barriendo
toda la Martínez Estrada,
y el conserje durmiendo
que ni cuenta se daba.

En las canchas se encontraban
la calaca y el conserje,
recogiendo la basura
que los niños ahí dejaban.

Supervisa la calaca
que la escuela esté impecable,
está checando a Fernando
para que esté trabajando.

Anda la muerte limpiando
pues al conserje Fernando
la chamba le está bajando.

Fernando ponte a trabajar
si este examen quieres aprobar,
y la muerte deje de molestar.

Hugo A. Barriga Meraz, 3º B



Mi hermano estaba dormido en el sillón
cuando de pronto despertó en el panteón.

Estaba la calavera sentada en la escalera
esperando a los cuarto B
para darles un puntapié.

Estaba la muerte un día
escribiendo en el pizarrón,
esperando a la maestra
para llevársela al panteón.

Alejandro Herrera, 4º B



Estaba la calavera
disponiéndose a almorzar,
cuando llegó el profe Héctor
queriéndola regañar.

Por qué me regaña, dijo,
si solo quiero jugar,
hoy como están las cosas
no se me va a escapar.

Las maestras asustadas
de tal barbaridad,
pero nunca imaginaron
que a la tumba irían a dar.

Entre gritos y lágrimas
todos los niños salieron,
pero al ver la calavera
todos de susto corrieron.

La calavera se alegra
su fiesta va a llegar,
para juntar los vivitos
que se piensa llevar.

Ramiro Chávez Sáenz, 5º A



El conserje se encontraba
realizando sus deberes,
y nunca se imaginaba
que la calaca se lo llevara.

Aunque ella no cantaba
a gritos le llamaba,
que si se lo llevaría
porque enamorada estaba.

Era Luly que pregonaba
y la calaca contestaba:
que Lupita ya no lo aguantaba
que de holgazán se pasaba.

La calaca desconcertada
y un poco desesperada,
le dijo que harta estaba
y que de todos modos se lo llevaba.

Javier Eduardo, 5º B



Estaba la maestra
en clase muy atareada,
llega la muerte y le dice:
no te asustes no pasa nada.

Sofía, 6º, A



De lejos viene la huesudita
corre y corre muy apuradita,
ya que en el recreo se llena la tiendita
y aunque se forme no alcanza comidita,
pues mis compañeros se la acaban completita,
por eso ella está tan flaquita.

Carlos Alvarado valles, 6º B